Times & Space // Historia de un LP (Spanish)

MOD3LLR. Times & Space [MDLR.LP01] (Spanish)

Permitir que os cuente una historia. Una historia relacionada con la música y la experiencia en la producción de este álbum.

No ha sido fácil. No se ha tratado de ponerse delante de las máquinas y el ordenador para probar a ver que sale, jugando un rato. No, no y no!… ha sido un proceso lento que ha implicado mucho esfuerzo y trabajo. Ahora creo entender mucho mejor a todos los artistas que han publicado un álbum de estas características. Les solía oír decir que es casi como concebir un bebé. Ahora los entiendo mucho mejor. Y si. Todo es muy complicado y costoso…

Desarrollar un trabajo de este tipo implica no sólo un enorme esfuerzo, sino tener que renunciar a otros proyectos, tanto profesionales como personales. Asomarse al vértigo del fracaso o al éxtasis del éxito.

Ha sido un camino largo, una gran aventura. Con alegrías, decepciones, amor, odio, frustración, satisfacción, ensayos, aciertos y errores, pero sobre todo una experiencia increíble de aprendizaje. Tanto en la parte técnica como en a parte creativa o artística.

Empecé a trabajar en el proyecto,*“Times & Space”*, en septiembre de 2016. En mi apartamento del barrio Voltaire de París. La verdad es que me vi envuelto en ello, casi sin querer. Estaba desarrollando temas sueltos. Como llevo haciendo los últimos 20 años. Disfrutando de la música, la experimentación, dejándome llevar, motivado totalmente por la pasión de la música electrónica y el afán incombustible de estar haciendo cosas todo el día.

Mencionar que después de *colgar los guantes* como DJ a finales de los 90s, siempre he usado la producción de música electrónica como válvula de escape de mi trabajo diario como Supervisor de Efectos Visuales y Animación 3D para películas. Nunca he relacionado esta actividad con temas profesionales o económicos. Lo que me ha dado la libertad de disfrutar de cada segundo, de todas esas cosas que tanto me gustan hacer. Sin ánimo de lucro, solo por inquietud o inspiración.

Todo empezó después de concebir la primera canción *“Space”*. Paradójicamente es la canción que cierra el álbum. Escuchando esta canción entendí que tendría sentido en un formato largo. Después de esta, compuse aproximadamente, unas 30 canciones más, en busca de cada una de las piezas del puzzle. Lo hice en diferentes ciudades como París, London, Gijón, Beijing… en distintos lugares como trenes, aviones, aeropuertos y fundamentalmente en los distintos “home studios” que iba configurando a lo largo de mis viajes. No recuerdo bien la cantidad exacta de bocetos o canciones previas que planté para conseguir hacer la selección final de 8 y poder darle forma al álbum. Aunque que como os comento, creo que fueron entorno a las 30.

En Mayo del año pasado y después de trabajar con David Guti en el studio de Oviedo mezclando todo el groso del material durante semanas, después de haber producido infinitas versiones de cada una de las canciones, decidimos irnos a Metropolis Studios de London a realizar el “Mastering” del álbum de la mano de John Davis . Después de ese momento, casi un año más tarde, mayo 2017, *“Times & Space”*empezaba a cobrar vida.

Aunque el proyecto ya cogía forma sonando compacto y contando su historia, aún me quedaba la parte más dura. La comunicación, la distribución, como compartir y hacer llegar el mensaje al máximo de oyentes. En definitiva como publicar todo este trabajo. La verdad… es que no sabía donde me estaba metiendo.

Una de las partes mas duras de concebir un álbum y de la producción musical en general, es la búsqueda de la plataforma que consiga hacer llegar el mensaje a todo el mundo. Hacer que la música sea escuchada por las personas que buscas. Hoy en día hay un inmenso océano de música electrónica. Y cada una de las canciones que has producido se puede considerar como una partícula de una gota de ese vasto océano. Resulta muy complicado que el público llegue escuchar o a descubrir tu música.

En lo que a mi respecta afronté el reto con alegría y motivación, disfrutando de la obra producida, escuchando consejos de grandes artistas, amigos y dejándome llevar por mi intuición personal llegué a un punto donde consideré que la obra estaba lista para su difusión. Con unas ganas increíbles de publicarla. Armado de valor y motivación inicié la búsqueda de un sello discográfico que acogiera el proyecto. Envíe infinitos mensajes, emails, hable con un montón de artistas… hice de todo por contactar y encontrar esa plataforma para el proyecto. Pero, para mi decepción, no recibí respuesta, solución o ayuda alguna.

Esto me situó en un ecosistema frustrante, me preguntaba si todo este trabajo era solo “una paja mental”. Me decía a mi mismo: “¿para que me meto, en estos jaleos?”, “¿porque no invierto mi tiempo en otras cosas que me hagan disfrutar de la vida?”. A este proceso, lo llamé: crisis musical. Me llegué a sentir vacío. Como cuando decidí dejar las cabinas de manera profesional. Me dejo de gustar lo que hacía!. Esto no me resultaba positivo. Así que intente distanciarme, coger aire y empezar a darle vueltas en busca de una idea que me ayudara a enfocar todo esto de nuevo.

A finales de 2017 pensé, y si…, arranco mi propio sello?. Así lo hice. Pero… tampoco sabía donde me estaba metiendo. Una vez más… crear un sello trajo consigo una gran carga de trabajo. Montar un sello, es crear un negocio o empresa y por lo tanto requiere mucho esfuerzo burocrático. Además de la estrategia comercial, trabajar la imagen, el enfoque, la trayectoria, linea musical, otra montaña que subir aun y así, considere que quizá seria una buena idea y ayudaría a crear un poco de nombre para el proyecto con el animo de poder publicar el LP. La idea era producir una serie de EPs más enfocados a la pista, mas físicos. Utilizando todo ese aprendizaje que había adquirido recientemente en el proceso de desarrollo del álbum y… así lo hice… Creo que produje otras 40 o 50 canciones desde entonces. De las cuales, he publicado unas 20 en 5 EPs distintos para el pequeño sello que he conseguido arrancar del proyecto.

En diciembre de 2017 publique el primer EP, *“Unknown Resistance”*. Estaba ilusionado, contento. Como dicen los colegas “esto lo va petar”, bueno…, fracaso rotundo. Quizá no supe como cuidar en demasía temas de promoción o distribución por lo que no funciono como yo esperaba. La verdad… aun así, me llene de fuerza y energía y seguí hacia adelante publicando en los últimos 7 meses, otros 4 EPs. Con la tercera publicación, sorprendentemente, empezamos a notar cierta respuesta de los “Top Dogs” del business, lo artistas o DJs conocidos internacionalmente.

Es un sentimiento alucinante cuando otros artistas hacen sonar tus discos, solo por esta sensación, ya merecía la pena todo el trabajo invertido. Tengo que decir que todos esos resultados se lo debo básicamente a la distribuidora discográfica y la promotora que trabajan actualmente con el proyecto. Ellos fueron los encargados de hacer llegar con sus promociones la música a estos grandes artistas y de esa forma han empezado a poner un tema aquí y otro allá, despertando el interés por la música de MOD3LLR. Toda esta fase de promoción basada en tu propio producto conllevó otra gran labor. Mucho trabajo, mucho dinero, y si os soy sincero… no se ha conseguido toda la respuesta esperada. Esta fue, la única vía que encontré de poder darle a MOD3LLR algo de nombre. Todo con el objetivo de poder publicar y promocionar este LP.

En ese momento, casi dos años más tarde después de componer *”Space”*, fije la fecha para publicar el álbum. Me dije, “ya esta bien!”. Volví escuchar todo el material y me encontré con que faltaba algún ingrediente. A mi vuelta de Beijing compuse otro set de canciones, intentado darle una nota más de color al álbum y conseguí producir otros cuatro o cinco cortes de las cuales salió “*Times”*, el tema con el que se abre el LP. Los últimos serán los primeros y los primeros serán los últimos.

*“Times & Space” *saldrá publicado “por fin” el uno de julio de 2018, espero que el mensaje sea claro, deseo que lo disfrutéis,y sobre todo que os guste. Tener en cuenta, que este LP o el de cualquier otro artista, conlleva todo este esfuerzo descrito, algo común en todos los creadores. Músicos que sufriendo la situación actual producen sinfonías increíbles que nunca llegan a ver la luz. Por ello vaya desde aquí mi respeto y admiración a todos los que se enfrentan al “folio en blanco”.

A día de hoy, estoy contento de poder compartir este trabajo. Orgulloso de ver como han evolucionado las cosas y consciente de todo el sacrificio que conlleva un proyecto como este. Os dejo un enlace donde podréis escuchar una muestra. También podéis colaborar adquiriendo la copia digital.

Textos: Jose Luis Quirós

1 comentario

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *